La selección de familias que serán atendidas por el programa Honduras Solidaria se está haciendo a través de un sistema confiable para llegar a los más vulnerables


Card image cap

El Gobierno de Honduras cuenta con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para atender la emergencia nacional por el COVID-19.

Como medida de prevención para reducir la exposición al contagio en la población, se han establecido medidas como el del distanciamiento social, cuarentena y toque de queda, cuyos impactos afectarán en mayor proporción a las personas más vulnerables, sobre todo en lo que tiene que ver con el acceso diario a alimentos.

Es así que, por los próximos 30 días, se distribuirá alimentos de primera necesidad a las 800,000 familias más vulnerables del país, alrededor de 3,2 millones de personas. Para ello, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) está acompañando técnicamente al Centro Nacional de Información del Sector Social (CENISS), entidad responsable en seleccionar a las familias que serán atendidas por el programa Honduras Solidaria, logrando a través de este sistema de selección llegar a los más vulnerables. La escogencia de estas familias se basa en criterios de pobreza, discapacidad, adulto mayor, primera infancia, criterios de desocupación y/o trabajo a cuenta propia, entre otros. Se espera con este esfuerzo alcanzar también a otros grupos organizados del sector productivo de la economía, como transportistas, asociaciones de vendedores, entre otros.

El Ministro de Educación, Arnaldo Bueso, expresó que “estamos velando para que la ayuda llegue a los más necesitados de nuestra sociedad, basados en una herramienta objetiva para la selección de familias beneficiarias, y que cuenta con el aporte del PNUD. Es significativo agregar que estamos construyendo sobre una labor que ya realiza el CENISS, de tener sistemas de información y con datos actualizados que permiten tomar decisiones rápidas y a tiempo, esto marca la diferencia en esta situación de crisis”.

Por su parte, el Representante Residente del PNUD en Honduras, Richard Barathe, agregó que “desde el PNUD consideramos muy importante el trabajo que realiza el Gobierno en materia de focalización de ayuda ante la emergencia. Con el fin de que ésta llegue a los más vulnerables, estamos apoyando técnica y metodológicamente para una toma de decisiones basadas en evidencia, aportando así, altos estándares de eficiencia, sin discriminación y con altos niveles de transparencia en el ejercicio de la selección de hogares que recibirán alimento, artículos de higiene personal y educación para la prevención del contagio del COVID19, durante los próximos 30 días”.

descargar el comunicado aquí

Más información del COVID-19 Aquí