Antecedentes Mdulo Atención al Migrante Retornado

Es importante señalar que la migración es un problema de dimensiones considerables para Honduras, y está afectando principalmente a las niñas y niños de nuestro país, el fenómeno se ha incrementado a partir del 2014 en un 70%, en comparación con el año 2013, teniendo 2,700 niños y niñas migrantes No acompañados y 240 unidades familiares1. El inevitable retorno de estas personas a nuestro país, implica para el Estado de Honduras la urgencia de la construcción de políticas públicas, que promuevan mecanismos disuasivos y prevención para atender este fenómeno migratorio, en coordinación y articulación de la institucionalidad pública, como los sectores privados y la sociedad hondureña. Dicha atención deberán garantizar los principios de humanidad, imparcialidad y neutralidad, en consonancia con los principios rectores para la coordinación de la asistencia en emergencia humanitaria, emitida por la Asamblea General de Naciones Unidas en 1992.

El Señor Presidente de la República, en Consejo de Ministro aprueba el Decreto ejecutivo NO. PCM-033-2014 mediante el cual declara la Emergencia Humanitaria, ante la gran cantidad de unidades familiares, así como niñas, niños y adolescentes no acompañados, muchos de los cuales permanecen en centros de detención en ciudades fronterizas de los Estados Unidos de América con México y que sobrepasan los 14,000 niños y niñas.

Por tal razón, y en aras de iniciar un trabajo coordinado, el Presidente de Honduras, procede a la instalación de la FUERZA DE TAREA CONJUNTA DEL NIÑO MIGRANTE, integrada por instituciones oficiales y no gubernamentales que incluyen la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia; la Secretarías de Desarrollo e inclusión Social; Derechos Humanos, Justicia, Gobernación y Descentralización; Educación; Salud; Trabajo y Seguridad Social; la Dirección General de Transporte; Comisión Permanente de Contingencias, así como Organismos autónomos como el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, el Ministerio Público a través de la Fiscalía Especial de la Niñez, el Registro Nacional de las Personas, además del Despacho de la Primera Dama.